Tratamiento domiciliario

Inicialmente, el tratamiento enzimático sustitutivo se administra en el hospital pero, tras la estabilización de la enfermedad, puede considerarse una administración domiciliaria. Algunos estudios han demostrado la eficacia y seguridad del tratamiento domiciliario.